Dormir sin ropa, ¿mejor?

Dejando a un lado el calentamiento global, sobre la cuestión “dormir con o sin ropa” hay diferentes opiniones sobre si es mejor o peor, si es más o menos higiénico e incluso raro o normal.

¿Dormir sin ropa tiene beneficios?

Pues aunque no lo creas, sí. Quitarnos la ropa en este caso nos puede afectar a nivel físico, psíquico y sexual. Principalmente son tres los efectos beneficiosos que pueden hacer que olvides de una vez por siempre ponerte el pijama:

¿A nivel psíquico? Duermes mejor

El exceso de calor hace que durmamos mal y las ropas ajustadas dificultan la circulación. Si te quitas la ropa, bajas la temperatura y mejoras la circulación, por lo tanto, mejora la calidad del sueño y a su vez el funcionamiento de nuestro organismo. ¿Y qué pasa si dormimos bien? pues todo beneficios, disminuyen ansiedad y estrés, el riesgo de obesidad, mejora nuestra capacidad de aprendizaje y estamos más guapos.

¿A nivel sexualidad? Mejora tu vida sexual

El roce hace el cariño, pero en este caso, ¡el de las sábanas!. Dormir sin ropa despierta tu sensualidad, te sientes sexy y estos sentimientos predisponen al deseo sexual. Si no duermes sola, sin duda, aumentará vuestro nivel de intimidad y confianza. Además, esa mayor predisposición a tener relaciones sexuales también ayuda a dormir mejor y a sentirnos más unidos. En pareja, a mayor distancia física, mayor distancia emocional. Las parejas que se tocan durante la noche son más felices en su relación. Y si además hay sexo, con el orgasmo liberamos oxitocina, la cual nos ayuda a conciliar fácilmente el sueño.

Ya sabes, ese roce piel con sábana puede poner tu libido en modo Sexy. Si quieres aumentar el deseo o romper la rutina en pareja, ¡fuera pijama!.

¿A nivel físico? Previene infecciones

Solventando el tema de la temperatura ya que no se trata de pasar frío sino de ganar confort, además de la sensación física de comodidad porque no nos aprieta nada, dormir sin ropa es muy higiénico, al contrario de lo que algunos piensan. Nuestros genitales están siempre cubiertos por nuestra ropa, ¿qué tal un descanso nocturno?, pues facilita la ventilación y frescura de la zona íntima al disminuir la humedad. Recuerda, la excesiva presión y/o el exceso de humedad son posibles causas de infección vaginal al propiciar el crecimiento bacteriano o los hongos.

Si no te lanzas al Undressleep, acuérdate de mantener una higiene adecuada pero sin alterar la acidez de tu vagina o PH vaginal para lo cual es aconsejable no utilizar jabones agresivos y optar por uno específico para la zona íntima. Y por supuesto, no olvides utilizar ropa holgada que no presione dificultando la circulación y preferentemente de algodón, ya que permite respirar mejor a tu piel.